LEaderboard
Indice Corporativo  
 
 
   
Redes
Sombra
  Domingo, 23 Abril 2017

medicina personalizadaLa medicina ha avanzado de manera significativa en el presente siglo al grado de evaluar las acciones realizadas en el diagnóstico,  tratamiento y prevención de las enfermedades, dando paso a la medicina  personalizada, la que permite discernir si los  procesos que se aplican a un paciente o a un colectivo son adecuados desde el punto de vista  de las estrategias planteadas, ya que la respuesta a un  medicamento específico, será distinta de la que presente otro paciente afectado por la misma  enfermedad.

Por ello y con el objetivo de dar a conocer los avances que la medicina personalizada ha registrado en tratamientos preventivos en personas o en enfermos, se llevará a cabo en la Ciudad de México, el próximo 6 de febrero, el Primer Simposio Internacional de  Medicina Personalizada “Leroy Hood”, con la presencia de expertos mexicanos y extranjeros.

El Primer Simposio Internacional de Medicina Personalizada “Leroy Hood”, tratará diversos temas sobre medicina genómica y de los pasos que está dando México como pionero en su aplicación en América Latina, lo que permitirá reducir los efectos económicos de 25 enfermedades crónico-degenerativas en los próximos 20 años, aplicando medidas de prevención a través de una simple prueba de 420 dólares, aproximadamente, que disminuirá los costos en tratamientos hasta de 448 mil dólares por persona y de hasta de 5 mil 700 millones de dólares en más de 12.8 millones de futuros diabéticos.

cita gineco- 40 % de los casos de infertilidad femenina son generados por endometriosis

- La endometriosis afecta del 15 al 20 % de las mujeres

- La mayoría de mujeres pasan de 5 a 10 años en el diagnóstico de la endometriosis.


La endometriosis es la condición por la cual el tejido que reviste el útero crece en otras partes del cuerpo. Este tejido, llamado endometrio, se desecha durante la menstruación. Sin embargo el tejido endometrial que crece fuera del útero no se desecha y puede causar dolor, dificultades para quedar embarazada y otros problemas.

La endometriosis es una de las enfermedades ginecológicas más comunes. Los dos síntomas más comunes de la endometriosis son el dolor y la infertilidad. Algunas mujeres tienen dolor antes o durante sus períodos menstruales, así como durante o después de las relaciones sexuales. Este dolor puede ser tan intenso que afecta la calidad de vida de la mujer, desde sus relaciones hasta sus actividades diarias. Otras mujeres no tienen síntomas. Algunas no se enteran que tienen la enfermedad hasta que tienen dificultades en salir embarazadas.

De acuerdo a datos estadísticos, esta enfermedad afecta alrededor del 15 al 20% de las mujeres. La severidad y síntomas varían de mujer a mujer, sin embargo, es importante destacar que no existe relación entre el nivel de la endometriosis y los síntomas que se presentan, es decir, una mujer puede tener una endometriosis leve y padecer síntomas importantes, mientas que otra puede padecer una endometriosis severa y no tener síntomas.

Las causas de la endometriosis son desconocidas, por lo tanto no hay manera ni forma de prevenirla, sin embargo, los estudios subrayan que las mujeres que han tenido hijos son menos propendas a padecerlo.

Los síntomas más comunes de la endometriosis son:

- Dolor agudo en la pelvis durante el coito.

- Dolor que aumenta progresivamente con el tiempo y comienza cada vez más temprano antes de la menstruación.

- Dolor severo que se agudiza en los últimos días de la menstruación.

- Dificultad o imposibilidad para quedar embarazada.



El diagnóstico de la endometriosis tarda en promedio de 5 a 10 años debido a la gran variedad sintomática y a la conciencia generalizada por parte de las mujeres de que "el dolor es normal". Además cuanto más tarde se haga el diagnóstico es más probable que la endometriosis se extienda e incrementan las posibilidades de que infiltre algún órgano, llegándolo a dañar.

De acuerdo al Dr. Carlos Maquita Nakano, especialista en Biología de la Reproducción y fundador de Red Crea, la endometriosis puede producir infertilidad por las siguientes razones:

Anatomía distorsionada de los órganos pélvicos: debido a que las adherencias o tejido cicatrizal entre los órganos puede distorsionar el funcionamiento reproductivo, por ejemplo, puede cubrir y bloquear las trompas de Falopio o
cubrir los ovarios, impidiendo que puedan liberar los óvulos, por ende la fertilización y el embarazo.

Implantación anormal: un número importante de pacientes con endometriosis cuentan con el recubrimiento endometrio defectuoso, que impide o dificulta la implantación del embrión, siendo en muchas ocasiones, la causa de abortos espontáneos.

Líquido peritoneal alterado: las mujeres con endometriosis a menudo tienen una cantidad de líquido peritoneal mayor a la normal, y en este líquido tienen una gran cantidad de substancias producidas por el sistema inmune, las que crean un ambiente agresivo para el óvulo, espermatozoides y embrión, afectando el funcionamiento correcto de la trompa u los ovarios.

Anormalidades endocrinas y ovulatorias: es frecuente que la endometriosis produzca  alteraciones hormonales y ovulatorias que reducen la fertilidad.

Al día de hoy no existe un tratamiento que de una cura definitiva a la endometriosis, no obstante existen tratamientos farmacológicos o quirúrgicos los cuales serán elegíos de acuerdo al nivel de endometriosis, localización del tejido endometrial anormal y edad de la paciente. Lo que si hay que destacar es que con un tratamiento adecuado la mitad del 40 % de los casos que sufren este padecimiento logra el embarazo espontáneamente.

 

leucemia·Médicos del Hospital Universitario de Nuevo León desarrollan una nueva técnica para el tratamiento de las leucemias más difíciles.

·Reduce al mínimo los efectos tóxicos de la radiación y la recuperación del paciente es ambulatoria.

 

Los enfermos con leucemias agudas y crónicas consideradas de alto riesgo, tienen ahora una nueva esperanza de vida, gracias a un novedoso tratamiento desarrollado por los médicos del Centro Universitario contra el Cáncer del Hospital de la Universidad Autónoma de Nuevo León “Dr. José Eleuterio González”.

Consiste en una nueva modalidad de radiación, que se aplica directamente en la médula ósea – no en todo el cuerpo, como en el tratamiento convencional-, lo que reduce significativamente los efectos tóxicos de este método.

El Doctor David Gómez Almaguer, Jefe del Servicio de Hematología del Hospital Universitario “José Eleuterio González” de Monterrey, explica que esta radiación focalizada -cuya aplicación se desarrolló recientemente en el estado norteamericano de California-, ha demostrado su efectividad, sobre todo en el caso de leucemias de difícil tratamiento.

“La curación no es sólo quitar un tumor, sino hacerlo evitando al máximo el daño; se trata de restaurar la salud, el objetivo es curar y eso significa quitar la enfermedad dejando la menor secuela posible.”

El Dr. Juan Francisco González Guerrero, Director del Centro Universitario contra el Cáncer de la UANL señaló por su parte que en este tratamiento, la radiación se aplica en pequeñas cantidades, ya que las células son muy sensibles. La radioterapia a médula ósea se aplica en combinación con quimioterapia en casos de alto riesgo en leucemia aguda o crónica y entonces, el paciente queda listo para recibir, en mejores condiciones, un trasplante de médula por los métodos tradicionales.

La Fundación Unidos por el Arte contra el Cáncer (UNAC) trabaja de la mano con el Hospital Universitario de Nuevo León para ofrecer también esta nueva alternativa de curación a los niños de escasos recursos de todo el país.

Su presidenta, la señora Florencia Infante de Garzo indicó que al margen de cualquier finalidad lucrativa, en UNAC, “nos ocupamos de la recaudación de fondos para la creación de un Banco de Medicamentos Oncológicos, así como apoyo para el desarrollo de un Laboratorio de Diagnóstico de Genética Molecular del Cáncer y para el fortalecimiento del Banco de Trasplantes y del Banco de Células de Cordón Umbilical en el Hospital Universitario José Eleuterio González”.

 

El Tratamiento en Niños

Esta nueva alternativa de terapia está especialmente indicada en niños y adolescentes, ya que evita las secuelas físicas muchas veces irreversibles, que deja el tratamiento convencional.

Otra de sus ventajas, indicó Almaguer, además de la baja toxicidad, es que “la recuperación del enfermo es ambulatoria, es decir no requiere hospitalización, lo que disminuye considerablemente los costos del tratamiento”.

Hasta el momento se ha aplicado a pacientes del Centro Universitario contra el Cáncer de la Universidad Autónoma de Nuevo León y - asegura el doctor Gómez Almaguer- “esperamos curar a uno de cada 5 enfermos, un 20 por ciento, pero hay que tomar en cuenta que se compara contra cero”, porque se aplica en casos en que los pacientes han sido desahuciados.

 

Nace la Sociedad Mexicana de Trasplantes de Médula Ósea.

A partir del mes de septiembre de este año se formó la Sociedad Mexicana de Trasplantes de Médula ósea, a iniciativa de un grupo de 50 especialistas en hematología de las más reconocidas instituciones de salud públicas y privadas del país.

El Doctor Gómez Almaguer, explicó que los objetivos de esta asociación son promover los trasplantes y mejorar su efectividad.

México, dijo, sigue estando entre los países del mundo con menores tasas de trasplante de médula. Mientras en Estados Unidos se practica 20 mil de estas operaciones al año, en nuestro país se registran apenas 500.

Otro de los objetivos de la naciente Sociedad Mexicana de Trasplantes es contribuir a la formación de trasplantólogos, ya que actualmente México cuenta sólo con 40 de estos especialistas.

·A nivel nacional durante 2011, en 9 de cada 100 personas no aseguradas que se realizaron una prueba de diabetes, ésta fue positiva.

·Durante 2011, Morelos presenta el mayor número de casos nuevos de diabetes mellitus (655 hombres y 746 mujeres, por cada 100 mil personas de cada sexo)

·De cada 100 egresos hospitalarios por alguna complicación de diabetes mellitus, 24 son de tipo renal en 2011.

·La incidencia de diabetes se incrementa con la edad, la población de 60 a 64 años presenta la más alta en 2011 (1 788 por cada 100 mil habitantes del mismo grupo de edad.

·En México durante 2011, 70 de cada 100 mil personas, murieron por diabetes mellitus.

·Las defunciones por diabetes se concentran en la de tipo II. En 2011 representaron 62% en mujeres y 61% en varones.

 

Desde 1500 a. C. existen referencias de población con diabetes, conocida como “exceso de orina”. La primera descripción exacta la planteó el médico romano Arateus, quien la llamó diabetes (agua pasando a través de un sifón, por la poliuria); y en la medicina hindú como “orina de miel”. Posteriormente, durante el siglo XVIII, el médico escocés William Cullen con base en sus investigaciones decidió agregarle el término “mellitus” –miel– y desde entonces este padecimiento es conocido como diabetes mellitus (Zuñiga-Guajardo y Rangel-Rodríguez, 2003).

Fue hasta 1921, cuando el equipo del médico canadiense FrederickBanting integrado por John MacLeod, Charles Best y James Collip, logró aislar la insulina, secreción interna del páncreas, que fue utilizada al siguiente año para tratar esta afección en un joven de 14 años con diabetes tipo I (Zuñiga-Guajardo y Rangel-Rodríguez, 2003).

Actualmente, la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés, 2012) estima que aproximadamente 371 millones de personas la padecen a nivel mundial y va en aumento en todos los países. Por tal razón, con el objetivo de sensibilizar a la población mexicana sobre la importancia del cuidado de su salud, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentaun panorama general sobre la situación actual de esta enfermedad en México, en el marco del Día Mundial de la Diabetes que estableció Naciones Unidas en 2006, para conmemorar el nacimiento de Frederick Banting. 

 

Morbilidad

La diabetes mellitus o diabetes, es una enfermedad crónico degenerativa que se presenta cuando el páncreas no produce insulina, o bien, la que se produce no es utilizada de manera eficiente por el organismo; ésta es la hormona responsable de que la glucosa de los alimentos sea absorbida por las células y dotar de energía al organismo (IDF, 2013b).

Los factores de riesgo de esta enfermedad dependen del tipo de diabetes. En el caso de la tipo I, también conocida como diabetes juvenil, la causa una acción autoinmune del sistema de defensa del cuerpo que ataca a las células que producen la insulina y se presenta en pacientes con antecedentes familiares directos. La tipo II, además del antecedente heredofamiliar, depende de estilos de vida como son el sobrepeso, dieta inadecuada, inactividad física, edad avanzada, hipertensión, etnicidad e intolerancia a la glucosa; además, en las mujeres se presenta en aquellas con antecedente de diabetes gestacional y alimentación deficiente durante el embarazo (IDF, 2013a).

Uno de los principales factores de riesgo para que se desarrolle es el sobrepeso y la obesidad, afecciones que van en aumento en todo el mundo; según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año fallecen al menos 2.8 millones de personas adultas por alguna de estas causas, y representan 44% de la carga de diabetes, 23% de las cardiopatías isquémicas, y entre 7% y 41% de algún cáncer atribuible a la misma (OMS, 2012b); por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la OMS estiman que en Belice, México y Estados Unidos, aproximadamente 30% de su población tiene obesidad (OMS, 2012).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, la población masculina de 20 años y más presenta más población con sobrepeso que obesidad, afecciones que pueden ser detonantes de diabetes. Durante 2012, la mitad de la población masculina de entre 60 a 69 años presenta sobrepeso, seguidos de los de 50 a 59 años (49%) y los de 40 a 49 años (45.1%); cuando no hay un control adecuado el sobrepeso, éste se convierte en obesidad (donde hay una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo); los hombres más obesos se concentran en los de 40 a 49 años (34.3%), seguidos de los de 30 a 39 años y de 50 a 59 años (31.1 y 28.7%, respectivamente); es decir, la población masculina entre los 30 a los 59 años se encuentra expuesta al riesgo de padecer diabetes.

 mellitus

 

Estudio completo en Diabetes Mellitus

 

dia de muertos- En 2012, la esperanza de vida de los mexicanos supera los 74 años.

- En 2011 se registraron 591 mil defunciones y la mayor parte se concentró en edades adultas: seis de cada 10 aconteció en la población de 60 años y más y una de cada cuatro, en adultos de 30 a 59 años.

- Fallecen 134 hombres por cada cien mujeres. En el grupo de 20 a 34 años ésta sobremortalidad supera las 300 defunciones masculinas por cada cien mujeres.

- La diabetes mellitus, las enfermedades isquémicas del corazón, las del hígado y las cerebrovasculares son las principales causas de muerte de la población y representan 36.5% de las defunciones totales.

 

El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre. En el año 2003 la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) declaró a esta festividad como “Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad”. Esta celebración representa uno de los ejemplos más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo, así como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor plenitud de los grupos indígenas que actualmente habitan en nuestro país. Diversos estudios históricos y antropológicos han permitido constatar que las celebraciones dedicadas a los muertos no solo comparten una añeja práctica ceremonial en la que conviven la tradición católica y la precolombina, sino también manifestaciones que se sustentan en la pluralidad étnica y cultural del país. Con motivo de Día de Muertos, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), presenta una selección de datos estadísticos sobre la mortalidad en el país.

 

Mayor Sobrevivencia de la Población

El aumento en la esperanza de vida de los mexicanos se ha hecho evidente. En 1930 se vivía en promedio 34 años, observándose una mayor sobrevivencia en las mujeres (35 años) que en los hombres (33 años); ocho décadas después (en 2012), la esperanza de vida aumenta a 74.3 años y la sobrevivencia en las mujeres amplía su brecha en casi seis años, respecto a los hombres. La esperanza de vida es un indicador que resume las condiciones de mortalidad en una sociedad y su tendencia permite evaluar las mejoras en el estado de salud de una población. Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Chihuahua son las entidades que en 2012 presentan la menor esperanza de vida al nacer (menor a los 73 años).

El aumento en la esperanza de vida es producto de las políticas de salud implementadas en las primeras décadas del siglo pasado, una mayor cobertura en los servicios de salud y un aumento en la implementación de nuevas tecnologías médicas contribuyeron a un cambio epidemiológico que se manifiesta en defunciones causadas principalmente por padecimientos crónico-degenerativos, lo cual es un síntoma de que la población sobrevive más tiempo. De acuerdo con los registros administrativos, en 2011 la diabetes mellitus (13.7%), las enfermedades isquémicas del corazón (12%), las del hígado (5.5%) y las cerebrovasculares (5.3%) son las principales causas de muerte de la población, las cuales ocasionaron 36.5% de los decesos totales.

 

Monto y diferenciales en la mortalidad por edad y sexo

El nivel de la mortalidad es diferente en cada grupo de edad y sexo. En 2011 se registraron 591 mil defunciones y la mayor parte se concentró en edades adultas: 61.4% aconteció en la población de 60 años y más y 24.5% en los adultos de 30 a 59 años; la población infantil (0 a 14) y joven (15 a 29 años) que falleció en ese año representan 7 y 6.4% de las defunciones totales, respectivamente. Por sexo, se observan notables diferencias explicadas por factores biológicos y sociales propios de cada sexo. Especialistas en la materia señalan que  regularmente la mujer tiene una mayor probabilidad de sobrevivencia porque es menos propensa a sufrir accidentes, y en general, adopta menos conductas violentas en las cuales peligre su vida. En 2011 fallecieron 134 hombres por cada cien mujeres; esta sobremortalidad se da en todos los grupos de edad y es más marcada en el grupo de 20 a 39 años con más de 300 defunciones masculinas por cada cien mujeres.

dia de muertos1

Causas de mortalidad en menores de un año

La mortalidad en niños menores de un año distingue dos etapas que reflejan contextos y determinantes biológicos y socioeconómicos muy particulares: la primera ocurre cuando el niño fallece antes de cumplir los 28 días de vida (mortalidad neonatal); la segunda comprende las defunciones de niños con una edad de 28 días y hasta antes de cumplir el primer año de vida (mortalidad posneonatal). De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en América Latina y el Caribe “los factores maternos que afectan a la salud neonatal son la desnutrición de la madre (incluso antes del embarazo), la edad (menores de 18 años o mayores de 35 años), haber tenido más de cinco partos, un intervalo breve entre nacimientos (menos de tres años entre los embarazos) y complicaciones del parto (parto prolongado u obstruido, o parto de nalgas con un solo feto). Otros factores comprenden las infecciones maternas, como las de transmisión sexual, VIH/SIDA, y la infección de las vías urinarias, así como la malaria y la anemia de células falciformes, un trastorno genético que afecta al 5% de la población, principalmente a la de ascendencia africana, y puede prevenirse con programas de evaluación e información genética”.

Después del primer mes, empiezan a cobrar importancia los factores asociados con el medio en que se desarrolla el niño, que tienen que ver con la exposición a microorganismos, condiciones sanitarias y de nutrición, entre otras. Por distintas razones, en ambas etapas (neonatal o posneonatal) sus causas están asociadas a las condiciones de vida de la población y en la mayoría de los casos muestran un rezago social para quien transita por dicho evento. De acuerdo con las proyecciones de población realizadas por el Consejo Nacional de Población (CONAPO), en 2011 murieron 13.6 niños con menos de un año de edad por cada mil nacimientos, siendo Puebla, México, Tlaxcala, Guerrero, Chiapas y Oaxaca las entidades que muestran las mayores tasas, superior a las 15 defunciones por cada mil.

Información proveniente de los registros administrativos indica que la mitad de las defunciones de menores de un año acontecidas en 2011 son producidas por afecciones originadas en el periodo perinatal (51%); una de cada cinco (23.4%) son originadas por malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas y 4.6% por neumonía. Mientras que por edad de fallecimiento, la mayoría de las defunciones infantiles ocurren antes de que el niño cumpla los 28 días de haber nacido (62.8 por ciento).

Esudio completo en:  Día de Muertos

 

casa-square

 

 

Contacto | Aviso de Privacidad


Indice Corporativo


Derechos Reservados. Indice Corporativo.
Ing. Roberto Gayol No 64. Colonia Guadalupe Insurgentes,
Gustavo A. Madero, Ciudad de México, DF CP 07770


Redacción: 57 81 26 77

Área Comercial: 57 81 13 43